viernes, 20 de mayo de 2011

Formas de comunicación literaria (bloque 5)

Existen tres formas de comunicación literaria: el cuentacuentos, la narración con libro, y la lectura.
El cuentacuentos tiene como objetivo principal desarrollar la imaginación de las personas que escuchan. Con la abundancia de medios audiovisuales que hay en la actualidad, los niños están perdiendo muchísima imaginación. Por eso es fundamental que introduzcamos el cuentacuentos en el aula, y en este sentido es mejor contarles cuentos de los que no tienen referencias visuales.
Hay que distinguir entre cuentacuentos para niños y para adultos. Desde hace unos años se han vuelto a poner de moda los cuentacuentos para adultos, pero debemos saber distinguirlos de los infantiles porque ambos no tienen las mismas características. El cuentacuentos para adultos en realidad es un monologo teatral, ya que consisten en transmitir un texto de memoria utilizando gestos y movimientos por el escenario. Además suele utilizar preguntas retoricas sin esperar ninguna contestación. Sin embargo los que son para los niños pequeños no son así. Lo importante es interactuar con el público. Las preguntas que se les hacen a los niños no son retoricas, es decir, se espera una contestación por parte de los niños, en muchas veces individuales. En ocasiones los niños pueden interrumpir el cuento con preguntas. Además se usan muchas muletillas para mantener la atención de los oyentes como “vale” “seguro”.
En un cuentacuentos no sólo tenemos que interactuar verbalmente con los niños, además debemos interactuar visualmente para ver si lo que se está contando en ese momento les es de interés o no, para en el caso correspondiente ir modificando el cuento sobre la marcha. Además las voces de los personajes se deben caracterizar en la medida en que el emisor sea capaz, sin embargo no es algo imprescindible para la mejor comprensión del cuento por parte de los niños. También en ocasiones se pueden utilizar elementos ornamentales.

La segunda estrategia es la narración con libro, que es la estrategia que más usamos en primer ciclo de infantil ya que los niños tienen menos capacidad de comprensión oral, pero que también se puede usar en el segundo ciclo. Consiste en enseñar el libro y en vez de leerlo literalmente lo vamos contando señalando las ilustraciones y haciendo que los niños se fijen en ellas, por ello el libro debe tener un cierto tamaño. Además con este tipo de estrategia estamos ayudando a que los niños desarrollen el razonamiento icónico (consiste en identificar, comprender y descodificar iconos). Lo que no desarrolla tanto es la imaginación, y por ello debemos alternar estrategias.

La ultima estrategia es la lectura, la cual se debe usar en el segundo ciclo porque es cuando el niño ya sabe lo que es leer (cosa que no quiere decir que sepa leer). Cuando nosotros leemos un cuento a los niños les estamos dando un modelo de lectura, es decir, les estamos dando modelos de lo que ellos van a tener que aprender a hacer en un periodo corto de tiempo. Los textos interesantes para leer son los textos de autor.
Al ser un modelo de lectura debemos evitar cambiar las voces de los personajes, y además es mejor que leamos y posteriormente enseñemos la ilustración de tal manera que así se trabaja además de la imaginación la paciencia.
Antes de empezar el cuento con alguna de las tres estrategias, lo normal es que haga una actividad de animación previa para crear interés. Y finalmente al terminar de contar un cuento lo normal es que lo niños hagan algún tipo de comentario, y después lo que debemos hacer es fomentar un dialogo sobre el cuento mediante preguntas subjetivas (no de comprensión del cuento)

1 comentario: